EII:CROHN Y COLITIS
CONOCE DIETAS SANAS
ENCUESTAS
ACCEDE AL FORO
DIARIO DE UN ENFERMO
LEÉ ESTOS ARTÍCULOS
LAS ÚLTIMAS NOTICIAS
SOBRE FÁRMACOS
LIBRERÍA DIGITAL
WEBS DE INTERÉS


VISITAS

 FÁRMACOS

 

             

 

             Debido a que no hay cura médica para la enfermedad de Crohn, la meta es suprimir la respuesta inflamatoria. Esto permite que el tejido intestinal sane y alivia los síntomas de la fiebre, diarrea y el dolor abdominal. Una vez que los síntomas son controlados, la terapia médica es usada para hacer menos frecuente los brotes de enfermedad y mantener la remisión.

             Varios grupos de medicamentos forman hoy en día la base de la terapia para enfermedad de Crohn. Estos son:

  1. Aminosalicilatos (5-ASA): Esta clase de fármacos antiinflamatorios incluyen la sulfasalazina (Azulfidine®) y fórmulas de mesalamina que se administran en forma oral, tales como Asacol®, Colazal®, Pentasa® y olsalazina (Dipentum®). Los fármacos 5 ASA también pueden ser administrados vía rectal (Rowasa® en enema o Canasa® supositorio). Estos medicamentos son usados típicamente para tratar síntomas de leves a moderados.  

     

  2. Corticosteroides: La prednisona y la metilprednisolona están disponibles en vía de administración oral y rectal. Los corticosteroides suprimen el sistema inmunológico no-específicamente y son usados para tratar la enfermedad de Crohn activa de moderada a severa. (Por "no-específicamente", queremos decir que estos fármacos no tienen como blanco los componentes específicos del sistema inmunológico que juegan un papel en la inflamación, sino más bien, que suprimen enteramente la respuesta inmunológica). Estos fármacos tienen efectos colaterales significativos a corto y largo plazo y no deben ser usados como medicamento de mantenimiento. Si usted no puede detener la terapia con esteroides sin sufrir una recaída de sus síntomas, su doctor puede necesitar suministrar otros medicamentos que ayuden a manejar su enfermedad.

     

  3. Modificadores inmunológicos: Azatioprina (Imuran®), 6MP (Purinethol®), metotrexato, infliximab (REMICADE®). Los modificadores inmunológicos se usan para ayudar a recortar la dosis corticosteroidea y también para sanar fístulas. Además, los modificadores inmunológicos pueden ayudar a mantener la enfermedad en remisión. En 1998, la FDA aprobó el REMICADE, una terapia biológica para la enfermedad de Crohn activa de moderada a severa en pacientes que habían tenido una respuesta inadecuada a la terapia convencional y para reducir el número de fístulas enterocutáneas que están drenando. El REMICADE es un anticuerpo que se liga al factor necrótico del tumor (TNF), una proteína en el sistema inmunológico que juega un papel en la inflamación. El TNF es producido por los glóbulos blancos y se piensa que son responsables de muchos de los síntomas y del tejido dañado en la enfermedad de Crohn.

    En el 2002, REMICADE se convirtió en el primer fármaco aprobado por la FDA para inducir y mantener la remisión clínica en pacientes con enfermedad de Crohn activa de moderada a grave con una respuesta inadecuada a la terapia convencional. La dosis recomendada de REMICADE es de 5mg/kg; se la administra como infusión intravenosa, seguida por dosis adicionales 2 y 6 semanas después de la primera infusión, y de allí en adelante, cada 8 semanas. La aprobación se basó en las pruebas del ensayo ACCENT 1, un estudio de 54 semanas de duración que respondía al propósito de evaluar la seguridad y eficacia de REMICADE como terapia de mantenimiento para la enfermedad de Crohn. El estudio involucró a más de 500 pacientes con enfermedad de Crohn de moderada a grave en centros ubicados en América del Norte, Europa e Israel.

    Adicionalmente el estudio indicó que, en comparación con los pacientes que recibieron un tratamiento de mantenimiento con placebo, una gran proporción de los pacientes tratados con la terapia de mantenimiento con REMICADE pudieron interrumpir el uso de los corticosteroides y mantener la remisión clínica.

    Si bien REMICADE ha demostrado ser una terapia de éxito en muchos pacientes al inducir y mantener la remisión, no es para todo el mundo. Muchos pacientes con insuficiencia cardiaca no deben tomar REMICADE. También hay reportes de infecciones graves. Es conveniente que los pacientes consulten con su médico sobre estos efectos secundarios y otros efectos posibles, antes de iniciar el tratamiento.

     

  4. Antibióticos: metronidazol, ampicilina, ciprofloxacina y otros.
                                                                                                                                                                                                 FUENTE

Crohn's and Colitis Foundation of America

http://www.ccfa.org

 

 www.enfermedad-de-crohn.com | contacto | libro de visitas

 

Pulse para ver el Certificado de Web de Interes Sanitario

Enlaces patrocinados:

 

register by poolpololo © 2008-2016